You are here:  / Futbol / Tiene esperanza La Máquina

Tiene esperanza La Máquina

f700x390-317248_356266_0

Guadalajara cayó por dos goles a uno ante Cruz Azul, con lo que los celestes no están “muertos” en el torneo Clausura 2017

Ulises Gutiérrez/Agencia Reforma
Ciudad de México
Cruz Azul se negó a morir en el Clausura 2017 con un triunfo 2-1 sobre Guadalajara.
Ahora, La Máquina tendrá una jornada más de vida que le permite soñar con la Liguilla, ésa que antes del encuentro ante el Rebaño parecía inalcanzable y ahora se ve a tres puntos de distancia.
Ese fue el resultado de ganar el último de sus tres encuentros ante los grandes del semestre, rivales ante los cuales le había ido mal, pues perdió contra Pumas (1-0) y América (2-0).
Curiosamente, el triunfo llega unos días después de que la bruja Zulema realizó una “limpia” en La Noria para intentar acabar con una supuesta maldición contra los celestes.
Los cementeros mejoraron un poco en la contundencia y aprovecharon las marcaciones arbitrales que les dieron un penal a favor y ventaja numérica.
Sin demeritar el trabajo de los pupilos de Paco Jémez, a Guadalajara también le habría pesado el desgaste por jugar la Final de Copa a media semana y, aun así, pudo dar pelea.
Expulsión de Ponce acabó con las Chivas
La moral rojiblanca comenzó a irse abajo con el primer tanto de Cruz Azul al minuto 20, gracias un penal cobrado por Ángel Mena, tras una falta de Rodolfo Cota sobre Jorge Benítez, quien le puso colmillo a la jugada.
Si el penal no fue una sentencia, la expulsión de Miguel Ponce al 28’, por bajar al “Conejo” cuando éste se enfilaba al arco rival, sí lo fue, dado que ya con 10 jugadores el cuadro tapatío tuvo que enfocarse más en la defensa que en el ataque.
El 2-0 al 51’, con un remate de media distancia de Francisco Silva, trajo la tranquilidad a los celestes que estaban en el estadio y de paso auguraba sentenciar un juego donde el Rebaño estaba más interesado en no permitir más goles que marcarlos.
Sin embargo, los cementeros pusieron el nerviosismo en el aire cuando Oswaldo Alanís descontó ya en el agregado, gol que a más de uno le habrá recordado las “cruzazuleadas”.
Para su fortuna el tiempo no dio para tanto, la victoria fue azul y la Liguilla sigue al alcance.

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )